El piso de Marta y Jordi

Marta y Jordi vivían ya en el barrio de Sarrià però buscaban un sitio definitivo dónde establecerse con sus dos hijas. Habían visto una planta baja en muy mal estado que antiguamente había sido una tienda emblemàtica de chucherias del barrio.

En ese momento contactaron con GDR para que les hablaramos de la viabilidad de reconvertir ese local en una vivienda para ellos con un cierto encanto. Les presentamos una propuesta de diseño y acabaron comprando el local para construir ahí su nuevo hogar.

Reforma baixos Sarria _planolgeneral

Este proyecto supuso un gran reto arquitectónico ya que para lograr el objetivo se debía de realizar una profunda transformación integral. Se tiró todo al suelo y se rehízo de nuevo.

Reforma baixos Sarria 1
Reforma baixos Sarria 5

Algunos de los elementos más destacados de la obra fueron:

El uso de una grada en el espacio exterior: El jardín de la casa estaba elevado respecto el resto de la vivienda. Se decidió comunicarlo con el patio mediante una grada/escalera con el objetivo de abrir un diálogo entre los dos espacios, una conexión más fluida y a su vez dotarla de mayor funcionalidad.

El descubrimiento de una gran bóveda catalana: Al sacar el cañizo existente de todo el local apareció una preciosa bóveda de cerámica. Se repusieron falsos techos en baños pasillos y habitaciones y se mantuvo la bóveda en el espacio principal como gran protagonista de la reforma.

El uso de puertas correderas vistas de madera en los espacios principales (cocina, comedor y salón) para darles más presencia y protagonismo.

Reforma baixos Sarria 4
Reforma baixos Sarria 7
Reforma baixos Sarria 10
  • Superficie: 150 m2
  • Habitaciones: 3
  • Localización: Sarrià, Barcelona

Lo más remarcable del proyecto fue el ejercicio de redefinición del espacio que se llevó a cabo dotándolo de un significado totalmente nuevo

Sergi Pons,
arquitecto y director creativo de GDR

Tiene un punto genial como yo digo y es innovador, pero él mismo es capaz de contenerse cuando es necesario para buscar el practicismo y el confort en cada espacio y detalle”

Jordi,
cliente GDR