La casa-taller de un diseñador gráfico

Nos encontramos en un edificio de viviendas del año 1935 en Barcelona, muy cerca del mar, en un espacio a reformar ubicado en su última planta.

El propietario, un joven diseñador catalán que reside en Asia, deseaba una vivienda moderna, abierta y flexible para pasar sus breves estancias en Barcelona; un lugar relajado cerca del mar donde poder descansar y, puntualmente, trabajar de manera más pausada en sus proyectos

  • Superfície: 65 m2
  • No Habitaciones: 1
  • Localización: Badalona

La idea fué construir un altillo , casi como una hoja de papel, suspendida en el centro de la vivienda, lo más liviano posible, para que el espacio fluyera a su alrededor, y creara una relación interesante de visuales entre los espacios y las funciones que el cliente pretendía.

Hemos hecho la reforma de todo un edificio con ellos, estamos muy contentos con el resultado. Son un equipo muy profesional y cumplen con todo lo que dicen. Saben cómo distribuir muy bien los espacios. Las calidades perfectas. Sin duda volveré a trabajar con ellos

Joan, cliente GDR.VIP